Tu Municipio
Conoce a detalle temas relacionados con tu municipio

Medio Físico

Localización

El municipio de Isidro Fabela está ubicado en la región noroeste del Estado de México, en el macizo montañoso formado por las cordilleras que parten del cerro de La Bufa, en las derivaciones conocidas como la sierra de Monte Alto.

La cabecera llamada Tlazala de Fabela, se encuentra ubicada a los 19°34'32"€ de latitud norte y a los 99°25'48"€ de longitud oeste del meridiano de Greenwich.

Se localiza esta población a 55 kilómetros de la ciudad de Toluca, que es la capital del Estado de México, por la carretera directa que entronca con la ruta Naucalpan-Toluca, un poco antes de Xonacatlán.

Tlazala de Fabela está ubicado a 31 kilómetros de Tlalnepantla, viajando por la carretera que une a este poblado con la ciudad de Nicolás Romero. También tiene comunicación con Naucalpan vía Jilotzingo. Existe carretera a Temoaya, Jiquipilco y entronque para Atlacomulco.

La mayor extensión del municipio está localizada entre los 19°30'33"€ y 19°35'29"€ de latitud norte y 99°19'28"€ de longitud oeste del meridiano de Greenwich.

Limita al norte con el municipio de Nicolás Romero. Al este con el municipio de Atizapán de Zaragoza. Al sur con los municipios de Otzolotepec y Jilotzingo. Al oeste con los municipios de Temoaya y Jilotzingo.

Medio Físico

Medio Físico

Extensión

Según la información oficial, el municipio de Isidro Fabela tiene una superficie de 75.79 kilómetros cuadrados.


OrografÍa

La topografía del municipio de Isidro Fabela es sumamente quebrada y se alternan cerros de majestuosa belleza, con acogedores valles y profundas barrancas.

Entre los llanos de singular belleza se encuentra el valle de La Luna, lugar donde acamparon scouts de toda la República, el de Laguna Seca, Doña Juana, Las Mesas, Tecuané, de La Horca, Sanctorus, Muchachos Quemados, de Las Navajas y el de El Sol.

En los límites municipales con Temoaya y Jiquipilco las alturas alcanzan hasta los 3,600 metros sobre el nivel del mar (msnm: metros sobre el nivel del mar), formando cerros y quebradas profundas. Entre los cerros de mayor altura se encuentran los siguientes: Xitoxi, de El Negro, Las Palomas, Las Navajas, Cervantes, Prieto, Los Puercos, San Pablo. Los lugareños me citaron cerros como Los Gavilanes, La Catedral, Los Vaqueros, Terrendani, y Los Cerritos.

El municipio está enclavado en terrenos montañosos, por lo que la altura sobre el nivel del mar varía entre los 2,500 a los 3,600 metros. La cabecera municipal Tlazala de Fabela se localiza a 2,780 msnm. La altitud media se considera en 3,100 msnm.


Hidrografía

La topografía es montañosa y de grandes cañadas por lo que abundan los escurrimientos superficiales en época de lluvias, a tal grado que casi todas la barrancas se convierten en arroyos en esta temporada.

Los mantos freáticos son abundantes y ricos en esta región boscosa por excelencia, lo que da origen a varios manantiales que son empleados por regadío y para dotar de agua potable a los habitantes del municipio.

Entre los manantiales se menciona a los siguientes: El Chorro, Canalejas, Palma, Xitoxi, La Agüita, Los Tachos, Los Quemados, Los Tepozanes, Chingueritera, Los Ojitos, y La Lomita.


Clima

El clima predominante en el municipio es templado subhúmedo con bastantes precipitaciones pluviales en el verano. La temperatura promedio anual es de 12°C, con una máxima de 31°C y una mínima de 6°C.


Recursos naturales

Este municipio no está dentro de la zona minera del Estado de México, por lo que no se encuentran minerales para ser explotados; no obstante, en forma poco tecnificada algunas personas se han dedicado a la búsqueda de minas.

Es importante citar que abundan materiales como piedras calizas, grava, arena, tepetate, etcétera y que sólo existe una planta de explotación de los mismos, que es la planta Panales, pero existen aun grandes bancos de este tipo de materiales que no son explotados.

La principal riqueza natural es la forestal, que es explotada en forma clandestina e irresponsable, lo que causa grandes daños al bosque.


CaracterÍsticas y Uso de Suelo

Los suelos que conforman el municipio son en parte residual, estos son materiales someros parecidos a los leptisoles, se acumulan en las partes bajas de los terrenos y son resultado de la erosión de los demás tipos de suelo. Los suelos que predominan en el municipio son de tipo luvisol crónico, se trata de color pardo intenso o rojizo, de buena fertilidad y textura arcillosa; no son suelos recomendables para el desarrollo urbano; presentan drenaje interno eficiente, si se emplean en labores agrícolas requieren de fertilización.

Como suelo secundario existe el andosol úmbrico, este suelo es un derivado de ceniza volcánico, que se distingue por la alta capacidad de retención de humedad y fijación de fósforo. Este tipo de suelos tienen una alta susceptibilidad a la erosión y de manera preferente se deben destinar a la explotación forestal o a la creación de parques recreativos y turísticos.

En el municipio de Isidro Fabela el área destinada a la construcción urbana es mínima y ocupa apenas un 0.52 por ciento.

De un total de 6,718.2 hectáreas (has.) que es la superficie total del municipio, el uso de las mismas es el siguiente:

El 60.47 por ciento representan 4,062.7 has. que es la superficie más amplia, está poblada por bosques en las que se encuentran las siguientes especies: oyamel, pino, ocote, madroño, roble, trueno, eucalipto, encino, cedro, álamo, pirul, etcétera predominando encinos, oyamel y coníferas según las altitudes.

Durante siglos, la riqueza forestal del municipio ha estado sometida a las agresiones del hombre, por lo que grandes áreas han sido taladas en forma inmoderada y clandestina y las tierras han terminado en zonas erosionadas irrecuperables.

La vocación del suelo es forestal, por la belleza de montes, cañadas y llanos se instruye que también podían instalarse desarrollos de turismo ecológico.

El 26.19 por ciento, 1,759.3 hectáreas, están destinadas al uso agrícola; de éstas, 789 son de temporal y 970.3 son de riego.

El 7.68 por ciento, que son 516.1 hectáreas están destinadas al uso pecuario. Del total de la superficie municipal, 108.7 hectáreas que representan el 1.62 por ciento, son tierras erosionadas.

El 0.23 por ciento que representan 15.7 hectáreas, son cuerpos de agua. A otros usos no especificados en las estadísticas, se destinan 221.0 hectáreas que presentan el 3.39 por ciento.

Principales Ecosistemas

Flora 

La región se encuentra cubierta en su mayor parte, por frescos y frondosos árboles de las siguientes especies: oyamel, pino, ocote, madroño, trueno, roble, eucalipto, encino, cedro, álamo, pirul, sauz, chichicautle y fresno.

Entre las variedades frutales encontramos: manzano, capulín, durazno, ciruelo, tejocote, pera, perón, higuera, mora, aguacate y chabacano.

Entre las hierbas comunes y principales hallamos: ajenjo, simonillo, istafiate, hierbabuena, manzanilla, gordolobo, hinojo, ruda, romero, toronjil, sávila, tabaquillo, peshtó, chilacayote, chayote, calabaza, orégano, perejil, apio, cilantro, tomillo, borraja y epazote.

Abundan las flores de ornato y entre ellas se distinguen: bugambilia, geranio, heliotropo, dalia, gladiola, rosa, alcatraz, floripondio, nube, margarita, crisantemo, margaritón, nomeolvides, azucena, begonia, helechos, pajarito, malva, madreselva, perritos y flor de España llamada también periquito.


Fauna

Entre los animales no domésticos encontramos: tlacuache, zorrillo, conejo, ardilla, cacomixtle, venado, liebre, coyote, hurón, onza, armadillo, tejón, tuza, paloma, pato, tórtola, codorniz, huixtlacoche, jilguero, gorrión, primavera, azulejo, prifurmi, tecolote, lechuza, pájaro carpintero, gavilán, águila, zopilote, cuervo, canario y gato montés. También se encuentran víboras de cascabel, zenzontle, lagartijas, escorpiones y linces.

Medio Físico